Search
Close this search box.

PACIENCIA

Este fin de semana fue fuerte, hice una ceremonia de Ayahuasca y pude ver cuanto compasión necesito seguir cultivando, junto con la paciencia.

Respetar mis tiempos, mis propios límites, no querer apurar a mi cuerpo para que se sané, sino dejarlo que a su paso lo haga. Fue una gran lección de humildad. Simple pero contundente.

Me llevo esta paciencia a otras áreas de mi vida, con mis relaciones también. Sigo aprendiendo con más calma.

💜✨🙏

Si leíste esto, te quiero decir paciencia, sanar toma su tiempo, no hay soluciones mágicas. A paso firme y constante se avanza de a poco.

Lu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio